jueves, 11 de agosto de 2016

3. Los fines cognitivos de la argumentación

Desconcierto
Cristian Alejandro Gutiérrez Ramírez.
Kenny miraba hacia la lejanía desde la ventana de su casa y se preguntaba qué sería de su futuro. Sentía en su cabeza una tempestad de ideas que no lo dejaban tranquilo ni un minuto. Pronto tendría que decidir qué iba a hacer durante los siguientes años. Eran tantas las ideas, argumentos y opiniones que había escuchado, que realmente no sabía qué hacer. En su mente solo había confusión.
Acababa de concluir sus estudios de secundaria y pronto podría inscribirse al bachillerato. Había ganado ese derecho mediante un complicado examen, aunque nunca se había distinguido por ser un gran estudiante; sus notas no eran malas, pero estaban lejos de la excelencia. Su profesora de Formación cívica y ética, la maestra Pilar, le había dicho que era algo comprensible, pues además de estudiar, tenía que ayudar a su mamá en la tienda, que era el sostén principal de la familia.
La maestra le explicó que la probabilidad de que un estudiante que trabaja más de 40 horas a la semana logre obtener notas sobresalientes es muy baja, comparada con la probabilidad que tienen estudiantes que no trabajan. Ella le mostró un estudio en el que se analizan las calificaciones de estudiantes de varias universidades de México; en él se indica que la probabilidad de que alumnos que trabajan tiempo completo obtengan buenas notas es del 12%, mientras que los estudiantes que no trabajan tienen una probabilidad del 44%.
La maestra lo apoyaba cuando se sentía mal por no lograr ser el hombre que él creía que debía ser. Como él lo veía, sus posibilidades de ser un gran estudiante y convertirse en un profesionista exitoso eran muy bajas. No parecía tener sentido pensar que ese era el mejor camino que podía tomar. Tal vez lo mejor sería considerar otras opciones.
Su padre era de la misma opinión. Don José vivía en Estados Unidos desde hacía casi 20 años, solo iba a casa una vez al año. Kenny lo quería mucho y con regularidad hablaba con él por teléfono. Siempre le daba buenos consejos. Gracias a ellos, pudo conquistar a María, su novia desde hacía un año. Don José era contratista en Chicago. En más de una ocasión, le había dicho a Kenny que se fuera a vivir con él, pero no se sentía cómodo con la idea.
Su padre tenía una nueva familia. Se había casado con Rosa, una compañera de trabajo de origen peruano. Ellos tenían dos hijos pequeños, sus hermanos John y Bryan. Además, no le gustaba la idea de abandonar a su madre, tal como lo había hecho su padre.
Don José le decía que no había comparación entre la calidad de vida en México respecto a Estados Unidos. Le contaba lo bien que le iba en su trabajo y cómo su jefe, míster Kenny Smith, lo había ayudado mucho. Incluso en su honor lo había bautizado José Kenny. Don José le decía: «M’hijo, si lo que quieres es vivir bien, tener mucho dinero, lo mejor es que te vengas conmigo. Acá se gana mucho mejor que en México. En nuestra tierra nunca tendrás las oportunidades económicas que acá. Yo sé que quieres vivir bien, así que no lo pienses mucho. Lo mejor es que te vengas a Chicago conmigo y te pongas a trabajar».
Kenny sabía que lo que decía su padre era cierto, que si lo único importante era el dinero, lo mejor era irse al otro lado. Pero también pensaba que tal vez había otras cosas más importantes que sólo enriquecerse.
Su madre le repetía que el dinero no es todo en la vida, que es más importante hacer lo que más nos gusta, hacer lo que nos permite desarrollarnos plenamente. En alguna ocasión, le dijo: «El dinero no lo es todo, Josecito. ¿Te acuerdas de Martín, el hijo de doña Toña? Él estudió Derecho, trabaja para gente rica y tiene mucho dinero. Pero, míralo. Es un tipo muy infeliz. Él no quería ser abogado. Desde pequeño, decía que su sueño era ser escritor y maestro. Pero al final, doña Toña lo convenció de ser abogado. ¿De qué le sirve su dinero si no es feliz? Tú no elijas un camino porque te dé dinero. Elije el camino que te haga sentir pleno o vas a terminar como Martín».
Kenny no comprendía muy bien qué trataba de decirle su mamá, pero interpretaba que debería hacer las cosas que lo hacían más feliz. En su caso no era el dinero. Él era más feliz saliendo con sus amigos y con María, jugando futbol y dibujando. Le gustaba dibujar todo lo que veía a su alrededor: a su mamá mientras despachaba en la tienda, la sonrisa de María, las calles cercanas a su casa. Pero, ¿cómo podría ganarse la vida haciendo esas cosas? La respuesta sobre qué hacer en un futuro no la obtendría sólo haciendo las cosas que le gustaban.
En algún momento, había considerado abandonar sus estudios y meterse a trabajar, pero concluyó que tampoco era una buena opción. Tenía muchos amigos que habían optado por trabajar y dejar la escuela, pero a ninguno le había ido bien. Francisco, su mejor amigo de la primaria, había dejado de estudiar desde dos años antes. A partir de entonces trabajaba como jardinero en la casa de una familia adinerada. Ganaba muy poco y no tenía ni tiempo ni dinero para salir con él. Jorge, otro amigo cercano, había dejado de estudiar, pero tampoco trabajaba. Para Kenny, la vida de Jorge transcurría sin sentido, pues se la pasaba parado frente a su casa; veía que los fines de semana tomaba con otros muchachos del barrio.
Al único que parecía haberle ido bien era a Arturo, un joven de una familia muy humilde. Él había dejado la escuela poco tiempo atrás y pronto comenzó a trabajar. Nunca les había dicho qué hacía, pero en muy poco tiempo pudo comprar una casa y manejar un auto de lujo. Para todos era un misterio a qué se dedicaba. La gente, a falta de una mejor explicación, rumoraba que Arturo seguramente se dedicaba a algo ilícito, pues un trabajo fuera de la ley podía proporcionar mucho dinero en poco tiempo. Todos creían que andaba en malos pasos. Por supuesto, podía ser que tuviera un empleo honrado, pero eso era poco probable.
Para Kenny, ninguna de estas opciones era buena. Al parecer, salirse de la escuela para trabajar no le dejaría nada bueno. Pasó el resto de la tarde pensando en lo mismo, pero no encontró la forma de resolver su problema. Al final, se fue a dormir, dominado por una profunda angustia.
Al siguiente día, Kenny fue en busca de la maestra para pedirle un consejo; vivía muy cerca de su casa. Caminó despacio por las calles que lo separaban de donde vivía su profesora. Al llegar, tocó la puerta. Quien salió a abrir fue el esposo de su maestra.
―Hola, ¿buscas a mi esposa?
Kenny respondió de forma tímida. El hombre tenía un aspecto muy rudo.
―Sí, señor. Me gustaría hablar con ella.
El esposo de la maestra lo invitó a pasar y llamó a su esposa.
Estando los tres en la sala, Kenny les planteó su caso.
―Maestra, vine a verla porque no sé qué voy a hacer con mi vida. Por más que lo pienso, no sé qué debo hacer. He pensado que no soy un buen estudiante y que nunca lograré destacar en la escuela. Creo que nunca podré ser un profesionista. A veces pienso que lo mejor sería irme de mojado como mi papá. Por lo menos así tendría la posibilidad de ganar buen dinero, pero la verdad, no estoy seguro de que eso me haga feliz.
Ella lo miró con ternura y le dijo:
 ―Kenny, sé que no eres el mejor alumno que he tenido, pero eso no significa que seas un mal alumno. Así que creo que sí puedes llegar a ser un profesionista. Lo mejor que puedes hacer es esperar un poco para tomar una decisión tan importante. Eres muy joven para decidir cómo será el resto de tu vida. En general, las personas de tu edad todavía no tienen la experiencia suficiente para decidir algo así. Creo que lo mejor es que continúes en la escuela y te hagas esta pregunta en un par de años.
Kenny se sonrojó un poco al escuchar que era muy joven para tomar una decisión tan importante.
―Maestra, sé que soy joven, pero creo que debo tomar esta decisión lo antes posible. Si mi futuro no está en la escuela, es mejor que me salga desde ahora.
El esposo de la maestra sonrió levemente y dijo en tono desenfadado:
―Chico, me recuerdas a mí cuando era joven. Yo me enfrenté a la misma pregunta que tú. No estaba seguro si lo mejor para mí era seguir estudiando. En algún momento, decidí que lo mejor era abandonar la escuela y buscar un trabajo; así lo hice. No me fue mal. Puse un pequeño negocio y me ha ido muy bien. Así, creo que puedes tomar esta decisión ahora, pero no es una cuestión sencilla.
La maestra intervino:
 ―Mi amor, no creo que tú puedas ser una autoridad en esto. Tu caso no es el de todos. Kenny no está en las mismas condiciones que tú. Además, no le contaste a Kenny que tú regresaste a la escuela siendo ya un adulto.
Su esposo, un poco apenado, dijo:
―Lo siento, tienes razón, Pilar. Kenny, si bien creo que mi decisión de dejar de estudiar no fue del todo equivocada, también creo que me apresuré un poco al tomarla. Cuando ya era un adulto y me acababa de casar con Pilar, me di cuenta que la escuela no sirve solo para darnos medios para ganar dinero, también te da una formación que no es fácil de obtener de otra manera. Viendo a Pilar preparar sus clases, me di cuenta de la importancia de la formación que da la escuela. Fue entonces que decidí volver a estudiar. Ahora mismo estoy haciendo una carrera. Aunque a veces me siento un poco viejo al ver que mis compañeros son 20 años más jóvenes que yo, cada día lo disfruto al máximo.
La maestra suspiró y le dijo a Kenny:
―¿Lo ves, Kenny?, es mejor que esperes un poco para tomar esta decisión.
Kenny sonrió y le dijo a la maestra que estaba de acuerdo. Se despidió y volvió a casa. Tenía muchas cosas en qué pensar.



Ejercicios

Ejercicio 1.
¿En qué casos se ha puesto en tela de juicio una creencia?
¿En cuáles de esas creencias se ha buscado persuadir/se ha persuadido de revisarla(s)?
¿En qué casos se ha puesto en tela de juicio una acción?
¿En cuáles de esas acciones se ha buscado convencer/se ha convencido de realizar una acción?






Ejercicio 1.

A) En cada uno de los siguientes argumentos inductivos por enumeración, indicar cuáles son los casos en que se apoya la inducción.
B) Indicar si los casos son suficientes para sustentar la conclusión.

1. La señora Martha tiene cuatro hijos: José, Martín, Samuel y Alejandro. Yo conozco a tres de ellos: Martín, Samuel y Alejandro. Siempre he visto a los tres con ropa muy elegante. Infiero que todos los hijos de la señora Martha usan ropa muy elegante.

Indica cuál es la conclusión: __________________________________________________

Casos en los que se apoya la inducción: _________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________

¿Los casos son suficientes para sustentar la conclusión?____________________________

Razones en favor de la evaluación: ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

2. He visto todas las películas del universo cinematográfico Marvel y todas me han gustado mucho. Creo que puedo afirmar que la siguiente película de Marvel que vea, también me gustará.

Indica cuál es la conclusión: __________________________________________________

Casos en los que se apoya la inducción: __________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Los casos son suficientes para sustentar la conclusión? ____________________________

Razones en favor de la evaluación: ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

3. Los egresados del CBTA 35 están muy bien preparados. Mi primo Javier es egresado del CBTA 35 y está muy bien preparado, lo mismo pasa con mi amigo José, mi vecino Elías, el hijo de la señora de la tienda y el mejor amigo de mi hermano.

Indica cuál es la conclusión: __________________________________________________

Casos en los que se apoya la inducción: __________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Los casos son suficientes para sustentar la conclusión? ____________________________

Razones en favor de la evaluación:
___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

4. Todos los políticos son honestos. Mi papá es presidente municipal y es la persona más honesta del mundo. Mi padrino es diputado y es muy honesto. Mi hermano es regidor y también es muy honesto.

Casos en los que se apoya la inducción: __________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Los casos son suficientes para sustentar la conclusión? ____________________________

Razones en favor de la evaluación: ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

5. Mi hermano y sus amigos están viviendo su adolescencia. Se la pasan cambiando de opinión y siempre hacen cosas que van en contra de lo que dicen. Los adolescentes no saben lo que quieren.

Casos en los que se apoya la inducción: __________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Los casos son suficientes para sustentar la conclusión? ____________________________

Razones en favor de la evaluación: __________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Ejercicio 2.

Instrucción. De los argumentos deductivos incompletos que se presentan a continuación, seleccionar entre las opciones que se ofrecen más abajo, la que completa el argumento de forma que sea un argumento válido.

1. Si José es mi compañero de clases, entonces es mi amigo. ________________________. Por lo tanto, José no es mi compañero de clase.
a)   José es mi amigo.
b)  José es mi compañero de clase.
c)   José es mi amigo o no es mi compañero de clase.
d)  José no es mi amigo.

2. Kenny tiene edad para decidir sobre su futuro o no la tiene. ______________________. Si Kenny no tiene edad para decidir sobre su futuro, entonces debe dejar de preocuparse tanto. Por lo tanto, o Kenny se enfrenta a una decisión muy difícil o debe dejar de preocuparse tanto.
a)   Si Kenny no tiene edad para decidir sobre su futuro, entonces se enfrenta a una decisión muy difícil.
b)  Si Kenny no tiene edad para decidir sobre su futuro, entonces no se enfrenta a una decisión muy difícil.
c)   Si Kenny tiene edad para decidir sobre su futuro, entonces se enfrenta a una decisión muy complicada.
d)  Si Kenny tiene edad para decidir sobre su futuro, entonces no se enfrenta a una decisión muy difícil.

3. Si José se da cuenta que ahora soy amigo de María, va a dejar de hablarme. Si deja de hablarme, perderé a mi mejor amigo. Así que, ________________________________.
a)   Si pierdo a mi mejor amigo, José se dará cuenta que ahora soy amigo de María.
b)  Perderé a mi mejor amigo.
c)   José se va a dar cuenta que ahora soy amigo de María.
d)  Si José se da cuenta que ahora soy amigo de María, perderé a mi mejor amigo.

4. O estudio en un CECyTE o estudio en un CETIS. ____________________. Puedo concluir que voy a estudiar en un CETIS.
a)   Voy a estudiar en un CECyTE.
b)  No voy a estudiar en un CETIS.
c)   No voy a estudiar en un CECyTE.
d)  Si no estudio en un CETIS, voy a estudiar en un CECyTE.

5. Si acabo mi tarea rápido, podré ir al cine con mis amigos. Si no la acabo, tendré que ver solo la película el fin de semana. Además, o acabo mi tarea rápido o no lo hago. Por lo tanto, ____________________________.
a)   No voy a ver la película.
b)  Voy a ir al cine con mis amigos y voy a ver solo la película el fin de semana.
c)   O no voy al cine con mis amigos, o no voy a ver la película solo el fin de semana.
d)  O voy a ver solo la película el fin de semana, o voy al cine con mis amigos.

6. Si la mamá de Kenny tiene razón, entonces uno no debe preferir el dinero sobre la felicidad. Y claramente, la mamá de Kenny tiene razón. Por lo tanto, _________________.
a)   Debemos preferir el dinero sobre la felicidad.
b)  La mamá de Kenny no tiene razón.
c)   No hay que preferir el dinero sobre la felicidad.
d)  El dinero y la felicidad son igual de importantes.

7. Si Arturo concluye sus estudios en tiempo y forma, tendrá un buen trabajo en la fábrica de autos. ___________________________________. Así que tengo plena confianza en que Arturo tendrá un buen empleo.
a)   Sé que Arturo concluirá sus estudios en tiempo y forma.
b)  Arturo va a obtener un empleo en otro lugar.
c)   Arturo no acabará sus estudios a tiempo.
d)  O Arturo concluye sus estudios a tiempo o no tendrá un buen empleo.

8. Si Kenny trabaja más de 40 horas a la semana, no obtendrá buenas calificaciones. Pero, __ _________________________________________. Por lo tanto, si Kenny trabaja más de 40 horas a la semana, creerá que lo mejor es abandonar la escuela.
a)   Si no obtiene buenas calificaciones, entonces creerá que lo mejor es abandonar la escuela.
b)  Si obtiene buenas calificaciones, entonces creerá que lo mejor es abandonar la escuela.
c)   Si no obtiene buenas calificaciones, entonces creerá que lo mejor es no abandonar la escuela.
d)  Si obtiene buenas calificaciones, entonces creerá que lo mejor es no abandonar la escuela.

9. Hay dos opciones: o no voy a la fiesta de mis amigos o no voy a la reunión de mi familia. Si mi abuelo va a la reunión de mi familia, entonces iré a la reunión. Si mis padres me dan permiso, iré a la fiesta de mis amigos. Por lo tanto, _________________________.
a)   O mi abuelo va a la reunión familiar, o mis padres me dan permiso de ir a la fiesta de mis amigos.
b)  O mi abuelo no va a la reunión familiar, o mis padres no me dan permiso para ir a la fiesta de mis amigos.
c)   Mi abuelo irá a la reunión familiar y mis padres me dejarán ir a la fiesta de mis amigos.
d)  Ni mi abuelo irá a la reunión familiar, ni mis padres me dejarán ir a la fiesta de mis amigos.

10. Si Kenny es un marciano, entonces no tiene que preocuparse por su futuro. Kenny sí tiene que preocuparse por su futuro. Ergo, _____________________________.
a)   Kenny es un marciano.
b)  Kenny es un marciano y tiene que preocuparse por su futuro.
c)   Kenny no es un marciano.
d)  Kenny no tiene que preocuparse por su futuro.

11. O Kenny abandonará sus estudios para trabajar o estudiará el bachillerato. ______________ _______________. Así que Kenny continuará con sus estudios.
a)   Kenny abandonará sus estudios para trabajar.
b)  Kenny no estudiará el bachillerato.
c)   Kenny no abandonará sus estudios para trabajar.
d)  Kenny no estudiará el bachillerato y abandonará sus estudios.

12. Si Kenny se va a trabajar con su papá a Chicago, se sentirá incómodo. _____________. Afortunadamente, o Kenny no se sentirá incómodo, o su vida no será infeliz. Por lo tanto, o no se va a trabajar con su papá a Chicago o no abandona la escuela para trabajar.
a)   Si Kenny no abandona la escuela para trabajar, su vida será feliz.
b)  Si Kenny abandona la escuela para trabajar, su vida será infeliz.
c)   Si Kenny no abandona la escuela para trabajar, su vida será infeliz.
d)  Si Kenny abandona la escuela para trabajar, su vida no será infeliz.


Instrucción. En el ejercicio anterior se presentan doce argumentos, indica cuáles tienen la misma forma.


Ejercicio 3.
Identificar el hecho que se ha de explicar dada una pregunta en que se solicita hacerlo.
Proponer causas del hecho que se pretende explicar.
Elegir la causa que cuente con mejor respaldo.
Expresar en forma condicional la causa posible y el hecho que se pretende explicar.

Instrucciones.

Como todos saben, los dinosaurios se extinguieron hace aproximadamente 65 millones de años.

A) Investigar por lo menos tres explicaciones alternativas de la extinción de los dinosaurios.

B) Elegir la mejor explicación.

C) Justificar la respuesta.

Explicación 1:

Explicación 2:

Explicación 3:

¿Cuál es la mejor explicación? ¿Por qué?


Ejercicio 4.
Reconocer si en el argumento se apela a una fuente externa para obtener información que resuelva una duda o apoye la conclusión.
Identificar si se citan las fuentes de una emisión constatativa.

Instrucciones.

A) Identificar en cada caso cuándo se apela a una autoridad externa para obtener información.

B) Evaluar si la apelación a dicha autoridad es correcta (si la autoridad citada es adecuada o no).

C) Ofrecer una justificación de la evaluación.

1. En una ocasión, Alexis y Beto estaban discutiendo si era o no razonable creer en Dios. No podían ponerse de acuerdo. Al final de la discusión, Alexis dijo «Creo que lo más razonable es no creer en Dios. Recuerda el video que vimos en clase, Stephen Hawking decía que lo más razonable era no creer en Dios. Y él es uno de los más grandes científicos de nuestra época».

Apelación a la autoridad:               No
¿La apelación es correcta?
Razones en favor de la evaluación:

2. Un sistema político que no se ocupa de erradicar la pobreza está condenado al fracaso. La erradicación de la pobreza tiene que ser una prioridad en nuestros programas de desarrollo nacional. Recordemos las palabras de Nelson Mandela al respecto: «Necesitamos situar la erradicación de la pobreza en el primer lugar de las prioridades mundiales. Hemos de tener claro que todos compartimos una humanidad común y que nuestra diversidad en todo el mundo es la mayor fortaleza de nuestro futuro conjunto».

Apelación a la autoridad:                No
¿La apelación es correcta?
Razones en favor de la evaluación:

3. En una clase se estaba hablando de los agujeros negros y alguien preguntó si era posible que algún tipo de objeto pudiera salir de ellos, tal como sucede en algunas películas de ciencia ficción. La maestra respondió: «No es posible escapar de un hoyo negro. La razón es que la fuerza de gravedad en ellos es tan fuerte que cualquier objeto con masa necesitaría una fuerza infinita para poder evadirla. No conozco los detalles acerca de este fenómeno, pero lo leí en un libro de Stephen Hawking, que es un gran físico».

Apelación a la autoridad:                No
¿La apelación es correcta?
Razones en favor de la evaluación:


Ejercicio 5.
Identificar los ejemplos en los que se sustente una conclusión en un argumento por analogía.
Identificar si se muestran las semejanzas en los sujetos de los ejemplos.
Identificar la muestra que apoya a la conclusión en un argumento probabilístico.
Identificar el marcador de probabilidad en un argumento probabilístico.

Instrucciones.

A) A continuación se presentan dos textos. Uno contiene un argumento por analogía; el otro, un argumento probabilístico.

B) En el caso del argumento por analogía, identificar los ejemplos que se usan en él.

C) Evaluar si está bien construida; si las semejanzas a las que se apelan son relevantes para llegar a la conclusión.

D) En el caso del argumento probabilístico, identificar la información que se ofrece para apoyar la conclusión.

E) Discutir si la información que se ofrece es suficiente para dar un buen sustento a la conclusión.

1. María y Karla discutían quién de ellas viviría más tiempo. Karla dio el siguiente argumento: «Lo más probable es que yo viva más tiempo que tú, puesto que tú fumas mucho y yo no lo hago». María replicó que no veía la relación, ante lo cual, Karla le recordó lo que habían visto en su clase de Biología. En ella, les dijeron que en un estudio se observó durante 24 años a 100,000 mujeres y se demostró que las mujeres fumadoras tenían una probabilidad tres veces mayor de morir que las no fumadoras. María no supo cómo replicar a su amiga.


2. Hace no mucho tiempo se descubrió una especie de dinosaurio, el Epidexipteryx. Este pequeño animal, del tamaño de una paloma, ha generado un gran debate entre los especialistas, pues, a pesar de tener plumas, no era capaz de volar. El Epidexipteryx contaba con cuatro largas plumas en la cola. Los especialistas han establecido que la función de sus plumas era ornamental y estaba relacionada con el apareamiento. Esto lo establecieron comparando al Epidexipteryx con otros animales de características similares. Las aves que viven actualmente y tienen esta clase de plumaje lo usan para atraer a su pareja; su función no tiene que ver con su forma de volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario